You are currently browsing the monthly archive for September 2007.

Porque tengo que hacerlo; recomendación de cine, vean 1408. Película de terror con John Cusack y Samuel L. Jackson. Me considero fan impresionante del género y hace muchísimo tiempo que alguna no me gustaba tanto y que no me hacía sentir tan gallina. Hoteles, habitación 1408, música vieja, una hora, cuenta regresiva… véanla. Así nomás.

Advertisements

TERAPIA

Para no sucumbir
ante la tentanción
del precipio
el mejor tratamiento
es el fornicio

                        Mario Benedetti

 

 

 

 

(¿Por qué, después,
lo que queda de mí
es sólo un anegarse entre las cenizas
sin un adiós, sin nada más que el gesto
de liberar las manos ?)

 

El Breve Amor, fragmento

 

Julio Cortázar

 

 

Ahora que lo pienso la idiotez debe ser eso: poder entusiasmarse todo el tiempo por cualquier cosa que a uno le guste, sin que un dibujito en una pared tenga que verse menoscabado por el recuerdo de los frescos de Giotto en Padua. La idiotez debe ser una especie de presencia y recomienzo constante: ahora me gusta esta piedrita amarilla, ahora me gusta “L’année dernière à Marienbad”, ahora me gustas tú, ratita, ahora me gusta esa increíble locomotora bufando en la Gare de Lyon, ahora me gusta ese cartel arrancado y sucio. Ahora me gusta, me gusta tanto, ahora soy yo, reincidentemente yo, el idiota perfecto en su idiotez que no sabe que es idiota y goza perdido en su goce, hasta que la primera frase inteligente lo devuelva a la conciencia de su idiotez y lo haga buscar presuroso un cigarrillo con manos torpes, mirando al suelo, comprendiendo y a veces aceptando porque también un idiota tiene que vivir, claro que hasta otro pato u otro cartel, y así siempre.

Hay que ser realmente idiota para…, fragmento

Ahora pasa una gran nube blanca, como todos estos días, todo este tiempo
incontable. Lo que queda por decir es siempre una nube, dos nubes, o largas
horas de cielo perfectamente limpio, rectángulo purísimo clavado con
alfileres en la pared de mi cuarto. Fue lo que vi al abrir los ojos y
secármelos con los dedos: el cielo limpio, y después una nube que entraba
por la izquierda, paseaba lentamente su gracia y se perdía por la derecha. Y
luego otra, y a veces en cambio todo se pone gris, todo es una enorme nube,
y de pronto restallan las salpicaduras de la lluvia, largo rato se ve llover
sobre la imagen, como un llanto al revés, y poco a poco el cuadro se aclara,
quizá sale el sol, y otra vez entran las nubes, de a dos, de a tres. Y las
palomas, a veces, y uno que otro gorrión.

Las babas del diablo, fragmento

Fui una letra de tango
para tu indiferente melodía.

Siempre empezó a llover, fragmento

 

Instrucciones para llorar. Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente. Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca. Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Instrucciones para llorar, no fragmento

Julio Cortázar

 

 

Muchas felicidades y toda mi buena vibra para ti

 


“Just because you like my stuff doesn’t mean I owe you anything”

 

 

 

“Al usar tu anillo Singelringen, muestras que ser solter@ es increíble. Puedes estar en busca de esa persona indicada, o simplemente estar satisfecho con tu libertad. Sea como sea, mostrarás a todo el mundo que sientes orgullo y aceptas ser un(a) solter@ atractiv@.

Como persona soltera, vives a tu aire, pero no estás solo: habemos muchísimos alrededor del mundo. Enseñemos lo que somos, siempre seremos más atractivos para otros cuando nos sintamos cómodos con nosotros mismos.”

http://www.mx.singelringen.com

¡Así es! Ahora sí que llegó lo que esperábamos! Un anillo para que toda la gente que alcance a verlo en nuestros dedos (ah! Pero tiene que ser de la mano derecha!) sepa que somos orgullosamente solteros. Y eso no es todo, existe una comunidad GLOBAL de “singelistas” a la que pueden unirse al comprar su anillito por tan sólo 55 USD! De verdad que este año es el de las gangas! Según esta página, los más reconocidos artistas y comunicadores en el medio, como Juan José Origel e Ingrid Coronado, ya lo usan! No se queden atrás y compren el suyo por internet en lo que llega a las tiendas en México! Adelántense a la moda!

Jajaja…¿alguien me regala uno? Quiero que todo el mundo sepa que soy orgullosamente soltera! Pero me queda una duda: ¿cuando dejas de ser soltero ya no puedes usar tus 55 dolaritos?¿Te sacan de la comunidad?

Ya saben, ¡únanse a los singelistas del mundo!

Gracias H por el link

Porque me bastó con algunas canciones para entender que sí se puede…

All is full of love – Björk

Another sunny day – Belle & Sebastian

There is an end – The Greenhornes

Lucky Man – The Verve

Afraid – Yeah Yeah Yeahs

Beautiful Mess – Marlango

Everybody’s gotta learn sometimes – Beck

Heartattack and Vine – Tom Waits

Helpless – Neil Young

Man of Mystery – Muse

Emiliana Torrini – Nothing brings me down

Nothing but you and me – Yo la tengo

Somewhere between waking and sleeping – Air

The drugs don’t work – Radiohead The Verve (errores, errores)

It’s the sun – The Polyphonic Spree

There goes the fear -Doves

There is a light that never goes out – The Smiths

Until the morning – Thievery Corporation

Only you – Portishead

Do you want to know a secret – The Beatles

Karmacoma – Massive attack

Somewhere over the rainbow & What a wonderful world – Israel Kamakawiwo’ole

La buena vibra