You are currently browsing the category archive for the ‘canija’ category.

Me he hecho 3 piercings en la vida. Ya no me acordaba el significado que tuvo cada uno: no quería que algo que había vivido se me olvidara jamás (qué ironía)

1. A los 16: en la ceja izquierda (con su correspondiente reemplazo en la derecha después de que se rompió)

2. A los 20: en la oreja

3. A los 31: en la nariz

El de la oreja nunca me lo he quitado, los otros dos reencontraron su lugar hoy.

IMG_6633.JPG

7 meses y 16 días, música, cambios, crecimiento, bajadas, libros, experiencias, emoción, alegría, tristeza, enojo, conciertos, Navidad, Año Nuevo, Día de Reyes, su cumpleaños, mi cumpleaños, viajes, abrazos y cariños, amigos. Todo eso me costó darme cuenta de que ya no está conmigo. Lo extraño.

Image

Un principio es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio que es el final de un principio …

 

(y el hombre hot-dog también)

Y cuatro años después. Las cosas cambian muy rápido y uno a veces ni cuenta se da – mal. Hubo algo más importante todo el tiempo como para ver. Hoy me di cuenta de tantos cambios y de que tal vez mis decisiones no han sido las mejores (aunque en su momento seguramente lo fueron). El cuerpo nos habla todo el tiempo y pocas veces le hacemos caso. Lo bueno: siempre es buen momento para volver a tomar decisiones y cambiar el rumbo actual-ahora. Lo difícil: hacerlo.

Encontrado en Postsecret.com

*

¬

La recordancia (y las cositas que la ayudan a sobrevivir). Creo que siempre he sido – o fui – muy dramas y sentimientos y pasiones e intensidades (y hippieces, jaja). Los mejores momentos de las relaciones que he vivido han sido los principios, me gustan los principios, mucho muchísimo. Los enmedios están chistosos y los últimos ya como que no tanto: esos siempre se me olvidan (bueno, menos lo que no quiero que se me olviden, jaja). Antes creía hacia adelante, ahora me gusta lo de hoy (es la onda, como-se-dice). Los ayeres luego juegan con mi cabeza – porque nomás se dejan venir los padres ayeres, cosa que no está nada mal – pero luego me acuerdo de los no más padres ayeres y decido que ahí en los ayeres se deben quedar, jajaja. Así es que este post no habla de ayeres porque los ayeres allá se quedaron, pero hablo de mis hoys (que, maldita la maldición, se vuelven en ayeres inmediatos). La inmediatez de los momentos está bien padre y la disfruto. Hoy estoy feliz, ¿y tú?.

¬

|

Es que, lo juro, me cae que sí entiendo – entiend – entien – entie – enti – ent – en – e –    .

|

.

A veces, y más últimamente, me cuesta trabajo encontrar ideas claras y completas sobre mi, sobre la lagartija canija en sí, no la lagartija escondida o la lagartija en el árbol o la lagartija tirada bajo el sol (finalmente ese es el trabajo de las lagartijas, ¿no?) o la lagartija fiestando. Llevo un rato queriendo escribir por estos lares y tenía la errónea idea de que no tenía tema; au contraire! son demasiadas situaciones las que vivo y poco el tiempo que dedico a pensarlas. Mi blog es un espacio polvoroso, jajaja; le da cierto toque chistoso (como cuando le soplas a la portada de un libro que se quedó escondido por los siglos de los siglos y de repente encuentras y sale todo el polvito, fuuuuuuuuuuu). Soy una usa blogs – eso es lo que pasa (jajaja). Creo que antes me dedicaba a la mente (y las palabras a veces) y ahora me siento muy en acción. W-O-W. La acción, como CASI todo, en exceso, también está loco. Estuve tirada en cama por un viruliento que se apoderó de mi garganta, pero la jefa y el antibiótico lo vencieron (caaaan-can-caaan). Me siento muy bien: estoy verdaderamente enamorada. Sólo me hace falta tener a Dory de regreso (pero seguramente pronto lo solucionaré). La buena vibra sonrisosa a aquellos que – por lo que sea que sea queeee seeeee-a – se atraviesen por este post. Ahora sí creo que regreso pronto.

.

 

.

Pusi, no hay mucho más qué decir más que questaría bien padre toparlos por allá. Ya es oficial: el Canijo Fest-ejo el próximo sabadero 5 de julio en El 81 (Ajusco 81, en la esquinita antes de El Convite – es lugar hermanito) poraí de las veintiún horas yodigo. YEAH!! Cumpleaños lagartijo! Quiero aprovechar el medio pa’ agradecerle al Franz que mizo el flayer (mushas gracias maloso!) y a Los Músicos de José que se van a aventar un toquincín porallá (de verdad los adoro, gracias gracias!). Vayan e inviten a sus amigos, siempre está padre topar a gente chida. Los espero con la chela en mano pa decir salú!

.

.

 

 

 

.

En momentos como éste mis pensamientos están bailando como en slam, hombro contra hombro y espalda y lo que caiga y una qué otra nariz rota para, después de detener la sangrada, regresar a los madrazos gozosos, disfrutando muy cabrón, pero sin tener idea de pa ‘onde están pegando. Ai am tráing tu onderstand. El problema es que no tengo claro qué es lo que quiero entender, entonces sólo me queda hacer parada en el tráing. El movimiento y la corriente siguen impresionantes, el cansancio todavía más; mi cuerpo está a nada de reclamarme a gritos y con empujones que qué chingados me creo (creo que lo estoy llevando al límite, je, a probarse a sí mismo, a huevo!). ¿Yo? Creo que prefiero no darme el tiempo para pensar en eso, suele ser justo el momento en el que se vuelve complicado, sólo dejo que todo pase. Está más padre así, cansado, disfrutable, sin lógica ni razonamientos. Ya va a ser mi cumple y este espacio cumple también un año (cosa que casi no pasa en la red, jajaja). Qué chistoso. Nada de lo que hacía hace un año sigue existiendo ahora (pero esos son temas de otro post, supongo).Todo es diferente y todo es movimiento. Todo en esta vida es musical. Amo la música, corre dentro de mi y me inyecta de buena vibra. Yeah! Las ideas quedan inconclusas, pa variar. Ahora, a trabajar. (y no, no se me olvidó la buena vibra, ora va implícita en cada inconcluso pensamiento deste post)

.