ª

“This is it” declaraba MJ en conferencia de prensa cuando hablaba de su último show. Muchos como yo seguramente irán a ver esta peli-documentaloidea esperando ver su historia de vida o más sobre los millones de notas que se publicaron a lo largo de su historia. Pues nones. Lo que bien se puede apreciar es todo el trabajo que hubo detrás de su último show que no pudo ser. Creado con videos de los ensayos (y explicado muy al estilo Star Wars), podemos hacernos una muy clara idea de lo que seguramente iba a ser una de las más grandes producciones de shows en vivo de la década.

MJ se ve terriblemente patas flacas, pero estas imágenes me dejaron muy claro por qué el Rey del Pop. Sus casi 50 años de carrera se dejan ver cuando lo vemos echarse esos pasos y coreografías o aventarse esos gritos y tonos tan de él. Involucrado en cada parte del show, lo vemos interactuando con los bailarines, los músicos, los iluminadores, los responsables de los videos y hasta quejándose de sus in-ears (qué raro! Jaja). Un artista indiscutiblemente A CARGO de su show. Él marca a los músicos, los dirige y les dice cómo quiere que se escuchen sus canciones y en qué momento tienen qué hacer qué, sin importar lo que el director musical o del show piensen. Les enseña a los bailarines cómo quiere que se muevan y en qué momento. Eso sí, siempre “with L-O-V-E, LOVE”. JA. En varios momentos se puede apreciar claramente a la gente atenta a adivinar qué es lo que él espera. Indiscutiblemente su presencia imponía a todos los presentes. Un showman total.

Para algunos puede ser una cinta cansada, para los fans amada, para otros la entrada al backstage y para mi, un recordatorio de lo que me mueve y que de repente se me olvida. No puedo evitar decir que me recargo las pilas. OH-SI.

Podemos ver mucho trabajo con MJ presente, sin embargo, para que esto sucediera, hubo muchos meses de trabajo atrás por parte de decenas de personas, sin lugar a duda. Cada detalle del show: músicos getting closer to it, escenografía, un regreso a los Jackon Five, video en 3D, MJ volando otra vez y queriendo estar “higher” (jaja), thriller, iluminación impecable, EL show. Qué pena por el esfuerzo de tanta gente y que el que iba a ser, no pudo ser.

Vayan y déjense llevar por lo que sería un gran show, por un gran artista y por cada detalle musical. No cabe duda que todos nos sabemos al menos una de las canciones que hacen de esta película un gran documental-musical y que a dos que tres nos emocionarán en varios momentos.

Si tienen ganas, debrayen un rato como yo después de verla: me pregunto cómo le hizo. That was it.

ª