\

Tanto este abandonado blog como yo estamos a unos días de cumplir un año más. Han pasado muchísimas cosas y está bien chido poder hacerse consciente de la evolución (qué bueno que ha habido evolución!).

Alguna vez este espacio recibió críticas y adjetivaciones de “emo”, jeje, pues decidí darle chance de regresar en ese tono.

Aunque parece mentira porque lo he abandonado mucho tiempo, me gusta andar por acá porque siempre, de alguna extraña forma, me hace pensar TODO con una onda bien vibrada… YEAH!

Últimamente me doy cuenta de que el universo trae una onda rompecorazones extraña… he topado a muchas personas tratando de entender (lo que sea, pero entender). ¿Es mi debraye? ¿Neta tanta coincidencia?

Me clavé en pensar en las relaciones interpersonales (de todo tipo) y la forma en la que no nos damos el tiempo de entender que lo que vemos, pensamos y sentimos no necesariamente es lo que el otro está conectando. En general creo que es un tema en el que somos egoístas. Tal vez es la situación de vulnerabilidad en la que en general a nadie nos gusta encontrarnos.

Decidí que está padre no ser egoístas y entender sin dejar de tener claro que somos individuos que pensamos y sentimos y deseamos y generamos expectativas y mil cosas más, todo al mismo tiempo. WOW! ¿cómo podemos exigirnos a nosotros mismos  y a los otros claridad cuando hay tanto de por medio?

Enhorabuena a los aventureros del riesgo. A veces se siente feo, pero a veces se siente increíble. En esta vida hay que arriesgar y tener claro que siempre viene más adelante, pero el HOY, ese es el que hay que gozar.

Estoy feliz. Si hay alguien allá afuera sufriendo, acuérdense de que no siempre tenemos lo que esperamos, pero siempre hay más que no vemos; si le echan un clavado creo que me darán la razón.

La mejor de las vibras rockeras y descorazonadas (pal que aplique) este fin de semana! AUSH!

\