|

Del segundo texto

Porque no me molesta ni tantito la situación. Porque me gusta y me emociona. Porque disfruto jugar a las escondidillas. Porque es bien fácil hacerlo. Porque no me importa sólo poder darle un lengüetazo al helado. Porque me queda claro que parte de mi esencia es encontrar la forma, en todo momento, de estar en este estado (¿qué tal estuvo?). Porque gracias a que mi corazón está inflado y mis pies flotando cual fantasma enamorado ahora puedo disfrutar lo que ES, aunque no fue, ni será. Y me tiemblan las rodillas como a ti when you’re having SAX.

|