.

Porque llevaba muchos días queriendo hacerlo y había algo que nomás no dejaba que todo aterrizara (aunque en realidad no hay nada aterrizado). Puedo darme cuenta desde este segundo (que también puede cambiar y yo ni cuenta me di) renglón de que será uno desos que termino y no releo y que dicen mucho sin decir nada. Han sido semanas extrañas. Nada me queda claro, de hecho. Rush Rush Rush Rush (así con la R mayúscula). Las descorazonadas me pegan orita mismo (y no hablo desas descorazonadas en las que todo el mundo piensa). Todo ha cambiado, eso me impresiona. Es como si corrieras hacia el frente sin ver pa’ dónde y nomás corres y corres y corres con toda la energía y con toda la fuerza y estás concentrado en seguir corriendo, y no se ve nada alrededor, sólo tú corriendo con todo el esfuerzo puesto en eso y de repente te paras, con la respiración acelerada y el sudor en la cabeza y cara; volteas y te das cuenta de que todo cambió. Lo que me movía, ya no me mueve nada; la forma en la que lo pensaba, ya no es; lo que me angustiaba y me sufriaba, ahora me da risa; lo que menojaba, jaja (¡¿por qué meenojaba?!). Ahora hay cosas nuevas. Me entrego, por completo. Menamoro, por completo también. Me limito, no corro riesgos en otras cosas que no son las que ya lograron enamorarme. Tal vez dejo pasar momentos, pero si soy sincera, no me importan; no me importan las posibilidades sobre lo que veo (eso diría mi lado B), pero sí se sentiría padre vivir esas cosas (ese es mi lado A). Me ilusiono, imagino, deseo, lo pienso, te pienso y entiendo, entiendo por completo; lo mejor de todo es quese entendimiento no me quita de imaginar y desear. Justo así como debes destar sintiéndote cuando llegas a este punto, así me siento yo también. No logro entender y sólo me agarro de lo que se deja (iiiuuuu—jaja, nocierto, bueno, no así, pero sicierto). Una palabra linda quenglobe todo esto no me caería nada mal, el problema es que no se si exista. Ahora, volteo otra vez hacia el frente y vuelvo a agarrar carrera.

…I even touch the sky

.