Abajo de la cuchara. Sí, así concluyó el rock de dos seguidos, desperté de un gran viaje de sueño, sol y buena compañía con esa frase. Gran viaje. Unas buenas chelas, personas increíbles que llegan al camino (buen camino), grandes risas, vino, música, plática. Grandes vacaciones, rete disfrutables. Ahora me doy cuenta de que disfruto mucho esos momentos en los que no se si es el rock, el cansancio, el sueño o el sol el que me hace sentir así de transparencia (como cuando uno ve las hojas de los árboles con el sol atrás: transparencias). Excelente par de días, con todo y todo. Vamos por el tercero, a ver a ‘onde me lleva esta noche. Mucha buena vibra transparente para ti y para ti y para ti también: abajo de la cuchara (jeje).