A veces creo que las cosas están como atornilladas, extrañamente enredadas, pero luego pienso que la realidad (de menos la mía) no es esa, osease, uno puede ver todo tan sencillo como quiera. Soy la niña por qué (hace mucho tiempo), no puedo evitarlo (se trate de lo que se trate) y esta semana me di cuenta de que no siempre hay respuestas; hay veces que, así nomás, no se puede (esta vez me dolió, a la otra quién sabe). Me gusta aprender. Hay largas distancias, hay situaciones imprevistas, situaciones que surgen de la nada, momentos a enfrentar, decisiones qué tomar.

Los pensamientos de final de semana (la laboral sí! Yeah!):

1. Ni era pa’ tanto

2. Ya aprendí

3. Todo pasa

4. No me lo esperaba – no se vale

5. Pienso en ti

6. Gracias por estar

7. Así soy (a veces)

8. La buena vibra, siempre.

9. El mundo es lindo

10. Lezione 1: Mi chiamo canijalagartija! (jejejejeje)

Que no se les escape la buena vibra, de repente es medio resbaladiza, pero qué chafa estaría el mundo sin ella!