De los momentos incompletos. Estoy (in)completamente convencida de que uno decide decir “ya estuvo, no mano?” (jajajaja). Bueno bueno, es que es como debraye reflexivo atacado del buen humor que me cargo desde que desperté de ladito con mi almohada favorita (qué rico se siente sentir a tu fávora en la oreja). Seh seh seh, a todos nos gusta sentirnos víctimas (de lo que sea) de vez en cuando, pero también se trata de no dejar que se pase de la raya el momento (¿o no?). Así es que el día de hoy decidí hacer una recapitulación de momentos incompletos y decirles orbuá! Así es que a ti, a ti y a ti (personas y asuntos) que se quedaron a medias: ¡ahí nos vidrios! (acá desde lejitos los veo)

Los exhorto, contados lectores de este ridículo espacio, a aventar los incompletos y dejar más espacio pa’ la buena vibra!

 

 

 

¡No se deje! (jajaja)

You say you want a revolution, well you know, we all wanna change the world!!

You know it’s gonna be alright!