Paredes rojas, pensamientos rojos, cosaco roja (qué rica), estrellas rojas, m&m’s rojos, gente roja. Esta noche la buena vibra se esconde debajo de unas sábanas rojas (no son rojas, pero ah qué calientitas son). Mi coche es rojo también, y tengo unos lentes rojos que nunca uso. A veces, la mayoría de las veces, yo no soy roja (aunque durante muchos años lo fui). La luna roja sobre el mar negro, llena suavemente de signos. Música que ya no es roja. A veces no es suficiente. Nunca es suficiente, nada, para nadie, nunca es suficiente ni para siempre. La mayoría de las veces entiendo, hoy no, y creo que prefiero no entender; decido no entender como decido no querer. Los pensamientos rojos son parte de todos y de todo, aunque a veces no los vemos. Agujetas rojas. Los pensamientos rojos son míos, son pensamientos y soy canija, son canijos. Soy canija, no soy boba y ya no espero; lo siento.

 

 

 

http://media.argentina.indymedia.org/uploads/2002/08/sombra_roja.jpg

 

 

Hoy no hay buena vibra, pero hay rojo.