A veces uno puede estar tan seguro-y-convencido de lo que dice-piensa-cree que ni te pasa por la cabeza que todo en esta canija vida es circunstancial. Pus’ no me arrepiento, pero jijos. Reencuentros con personas de las que hace mucho no sabía me hacen recordar afirmaciones que hice y actitudes tomadas. Repentinamente viene a mi mente el dicho ese de calladita me veo más bonita… neeeee (aunque quiera, no puedo, así es que mejor no quiero, jejeje). Chia (como diría el pipas de cada banda – por cierto, bienvenido hijo), no-lo-siento por lo que pude haber dicho-hecho que en su momento cabía pero que ‘ora no. Y ahora si que aplica: la puritita buena vibraaa! (y si en algún momento dije-hice algo que por más que l’eches coco ahora no cabe…está bien, lo siento, pero me cae que era la neta, je)