La buena vibra no sólo se manda, también se crea y demuestra y, aunque ahora se que me enteré muuucho tiempo después, acabo de conocer la campaña de Free Hugs iniciada por Juan Mann en Sydney. También me hicieron saber que en México lo apoyaron (qué chido! Me dio muchísimo gusto!) hace un rato y me quedé pensando que habiendo tantas personas que podemos hacerle segunda a esta iniciativa, todos los días podría haber alguien regalando abrazos. Es por lo anterior que los invito el próximo domingo a acompañarme a hacerlo. Más adelante les platico la hora y el lugar de la cita. ¿Sabían que los abrazos transfieren energía; que necesitamos cuatro al día para sobrevivir, ocho para mantenernos y doce para crecer? (o, de menos, eso me dice la señora wara wara todo el tiempo…y pus las jefas no mienten)

Me acordé del refrán este que dice “haz el bien sin mirar a quién”; por qué no dar abrazos sin ver a quién. De verdad me encantaría que me hicieran segunda.

Acà les dejo el video de Juan Mann y un ejemplo de la segunda que se le hizo en México (Gracias Wilson!). Hay varios más en todo el mundo…

La buena vibra y un fuerte abrazo para cada uno de ustedes…