Bajo advertencia no hay engaño…

Anónima, de los correos cadeneros

¿Vieron los ojitos de la vaca?

…esta va con dedicatoria especial, jajaja