¿en realidad es tan mala?