Creo que debería de estar checando que todo esté listo antes de irme, pero como que qué flojerita me da, je. También debería de estar terminando de cargar la música, pero bueno, no me agobia porque llevo bastante ya.

Estoy a unas cuantas horas de salir y todo sereno. Las despedidas, no existen las despedidas. La banda siempre está sin importar las distancias (te voy a extrañar, rey).

Recordaba el viaje que hice a Europa hace unos años y todo lo del backpacking y preparativos de país en país. Insisto, eso de preparar maletas no es lo mío. Agradezco las recomendaciones, pero olvidaron lo básico: ¡¡la lista!! Así es que los haré responsables si en mi estancia en el aeropuerto de San Francisco me acuerdo de cosas que dejé bien guardaditas (bueno, más o menos porque, mi señora madre no me dejará mentir, mi cuarto es un desastre) en algún lugar.

Es chistoso cómo en estos días pienso en tanta gente. Me siento refeliz de haber topado a tantos en este medio año. Me vienen a la mente Alex, Lombriz, el Cheff, Moi, las chicas del zazá, dj co-go-llo (aunque te enojes, jajaja), la lokita, gente de la secundaria y prepa, Felle, Di, la banda capuquea, el rasta, el jara y el amante de las aves, el señor, J.C. (¡superstar! jajaja) el primate cocacolo (prometo no patinar esta vez, luego resulta riesgoso para mis rodillas y ¡¿quién me va a cuidar?!), Wilson, ¡uff! muchos muchos y muchos más. Un abrazo a todos.

Ahora sólo quiero aprovechar el espacio para agradecer todos los detalles, momentos, palabras, abrazos, chistes tontos, presentaciones en power point (jajaja), música, bailes, cervezas y demás. Los tengo en la mira, ni crean que podrán escabullirse (cretiiinos, jajajaja, si les cuento a todos el chiste local, me pegan, así es que así lo dejo, jeje).

Una gerbera, una estrella, una bolita de papel, un bigote de gato, una buena cerveza, un beso de vaca, un buen camino, un cel, mucho reggae y muchas respuestas a las constantes preguntas, para cada uno de ustedes (ahí escojan lo que más les guste)

-la buena vibra de mi corazón al suyo (alrato les escribo desde San Francisco)