Disculpa anticipada a todos aquellos que pudieron pensar que hablaría de la serie (lo siento, a pesar de haber sido ya ampliamente recomendada en varias ocasiones, no la he visto).

Empecemos por comentar que esto de los blogs nunca ha sido lo mío, así es que haré mi mejor esfuerzo pa’ que esto salga bien. Por influencia de dos amigos que tienen ardua actividad en estos medios (un cuasi-geek y un geek completo) decidí que era una forma bastante práctica de contarles las aventuras hawaiianas que vienen (yeeeeah). No voy a hablar de gadgets, fenilalanina, piropos rimbombantes u obras litearias, jajaja, si quieren algo de eso, visiten los blogs de este par (Wilson y Julián Iriarte).

Ayer fue mi cumpleaños número 24 y fue chistoso ver caras de sorpresa cuando se enteraron de la edad (¡¿qué les pasa?! ¡soy una pequeña!). La pasé re bien disfrutando de mi primer día de libertad después de año y medio de vida corporativa y disfraces con tacón (¡fue un verdadero logro!). Eso de no “tener que” ya se extrañaba y mucho. Comí tantísimo (Creo que es como un clásico de los cumpleaños, ¿o es en mi familia nada más?), pero qué rico!

Mañana tengo un día uufff (¡sólo un día para preparar todo!) pero venga venga, el 4 de julio estaré disfrutando del rock en Maui. El plan empieza con el check-in a las 4 de la mañana (¡¿es realmente necesario eso de estar tres horas antes en el aeropuerto?!), la llegada a San Francisco y la aventura de migración por tener sólo boleto de ida y la estancia por allá durante unas siete horas para llegar a las 7 p.m. Llevo como un chorro de gigas de música muy conocida por mi y otros tantos de completamente desconocida (¡gracias por el regalo!), pocket-pc, libro y toda la cosa para entretenerme en el camino, así es que a ver qué tal me la paso.

¿Alguien hace eso de la lista de cosas que tienes que llevar? Yo lo he intentado muchas veces, pero nunca me ha funcionado. Cepillo de dientes, toalla, calzones, pijama, ropa, más ropa…¿cómo le hacen? ¿Alguna recomendación?

Creo que ya fue demasiado para una inaguración (además, ¡muero de sueño!). Así es que, por el momento, me despido.